Infertilidad Femenina





Existe la obligatoriedad de detectar anticuerpos anti-VIH en todas las muestras de sangre. La transmisión madre-hijo puede producirse durante el embarazo, a través de la placenta o en el momento del parto, por lo cual se aconseja a la mujer seropositiva que evite quedar embarazada.

Otras enfermedades del sistema reproductor

En los hombres son frecuentes las afecciones de la próstata, especialmente en los de avanzada edad. Agrandamiento de la próstata, que se presenta aproximadamente en un tercio de todos lo hombres por encima de los 60 años de edad. Consiste en que la próstata se agranda en dos o cuatro veces su tamaño normal. La causa de este agrandamiento es desconocida. También se presentan tumores que pueden ser benignos o malignos y que presionan la uretra, haciendo que la micción sea dolorosa y difícil.

Infertilidad o esterilidad

Se puede presentar tanto en el hombre como en la mujer. Consiste en la incapacidad de tener hijos. En el hombre se presenta por la ineptitud de los espermatozoides para fertilizar el óvulo. En la mujer, la infertilidad puede tener varias causas, como la incapacidad de retener el huevo en el útero o la no producción de óvulos viables.

Infertilidad femenina

Es la ineptitud para concebir que se presenta en el 10 por ciento de las mujeres casadas en los Estados Unidos. Una vez que se ha establecido que la ovulación se presenta regularmente, se examina el tracto reproductor para buscar desórdenes funcionales y anatómicos y determinar la posibilidad de unión del espermatozoide y el óvulo en la tuba uterina.

Quistes ováricos

Los quistes ováricos son tumores del ovario que contienen líquido. Los quistes foliculares pueden presentarse en ovarios de personas viejas, en los ovarios que tienen enfermedades inflamatorias y en mujeres en edad de menstruación. Tienen paredes delgadas y contienen un material seroalbuminoso. Los quistes también pueden originarse a partir del cuerpo amarillo o del endometrio. La endometritis es una enfermedad dolorosa, caracterizada por tejido endometrial o quistes de localización anormales, como las tubas uterinas, los ovarios, la vagina, el peritoneo o cualquier otro lugar del cuerpo fuera del útero.

Cáncer cervical

Es una enfermedad frecuente en el sistema reproductor femenino que se inicia con un cambio de las células cervicales. Su diagnóstico oportuno permite su tratamiento.

Enfermedades femeninas

Las enfermedades comunes del sistema reproductor femenino incluyen anormalidades menstruales, quistes ováricos, leucorrea, infertilidad, tumores de la mama y cáncer cervical.

Anormalidades de la menstruación

Con frecuencia, las enfermedades del sistema reproductor femenino incluyen desordenes menstruales. Esto es sorprendente porque la menstruación refleja no solamente la salud de útero sino además la de las glándulas que le controlan, es decir, los ovarios y la hipófisis La amenorrea es la ausencia de menstruación en la mujer. Si la mujer nunca ha menstruado a esta condición se le denomina amenorrea primaria.

La amenorrea primaria puede ser ocasionada por desórdenes endocrinos, más frecuentes en la hipófisis y en el hipotálamo o por desarrollo anormal de los ovarios, el útero o por causas genéticas. La amenorrea secundaria es una suspensión de la hemorragia uterina en una mujer que ha menstruado anteriormente; la primera causa es el embarazo, pero si se descarta éste, deben considerarse varios disturbios endocrinos.

La dismenorrea es la menstruación dolorosa ocasionada por las contracciones de los músculos uterinos. Una causa primaria parecen ser los bajos niveles de progesterona. Recuérdese que la progesterona impide las contracciones uterinas. También puede ser ocasionada por enfermedad pélvica, tumores uterinos, quistes ováricos o defectos congénitos. Las hemorragias uterinas anormales incluyen la menstruación de duración excesiva o en cantidad excesiva, las menstruaciones demasiado frecuentes, la hemorragia intermenstrual y la hemorragia postmenopáusicas. Estas anormalidades pueden ser ocasionadas por alteraciones en la regulación hormonal, factores emocionales y enfermedades sistémicas.

Leucorrea

Es una descarga vaginal no hemorrágica que puede presentarse a cualquier edad y afecta a la mayor parte de las mujeres en algún momento. No es una enfermedad sino un síntoma de infección o congestión de alguna parte del tracto reproductor. Puede ser una descarga normal en algunas mujeres. Si es evidencia de una infección, puede ser ocasionada por un protozoo denominado Tricomonas vaginalis u hongo, un virus o una bacteria.

Enfermedades de las mamas

Las mamas son altamente susceptibles a los quistes y los tumores. Los hombres también pueden presentar tumores de la mama, pero ciertos cánceres de la mama son cien veces más comunes en las mujeres que en los hombres. Generalmente, esos crecimientos pueden ser detectados oportunamente por la mujer que inspecciona y palpa sus mamas regularmente. Palpar significa sentir o examinar mediante el tacto. Infortunadamente, pocas mujeres practican el autoexamen periódico, de manera que muchos tumores se descubren por accidente y con frecuencia demasiado tarde para un tratamiento adecuado. En la mujer, el fibroadenoma benigno ocupa el tercer lugar como tumor más común de la mama. Se presenta más frecuentemente en personas jóvenes. Los fibroadenomas tienen consistencia elástica firme y se desplazan fácilmente en el interior del tejido mamario. El tratamiento usual es la extirpación del tumor. La mama no es extirpada en estos casos.

Esquema del sistema nervioso central y periférico en la mujer

La clonación

La clonación, considerada en su dimensión biológica, es una reproducción asexual y agámica. La fecundación propiamente dicha es sustituida por la fusión de un núcleo tomado de una célula somática misma, con un ovocito desnucleado, es decir, privado del genoma de origen materno. Dado que el núcleo de la célula somática contiene todo el patrimonio genético, el individuo que se obtiene posee la misma identidad genética del donante del núcleo.

Esta correspondencia genética fundamental con el donante es la que convierte al nuevo individuo en réplica somática o copia del donante. El desarrollo de los individuos obtenidos por clonación debería producir una estructura corporal muy semejante a la del donante del DNA. Este es el resultado más preocupante, especialmente en el caso de que el experimento se aplicara también a la especie humana.

Con todo, conviene advertir que, en la hipótesis de que la clonación se quisiera extender a la especie humana, de esta réplica de la estructura corpórea no se derivaría necesariamente una perfecta identidad de la persona, entendida tanto en su realidad ontológica como psicológica. El desarrollo psicológico, la cultura y el ambiente conducen siempre a personalidades diversas; se trata de un hecho muy conocido también entre los gemelos, cuya semejanza no significa identidad.

Fecundación “in vitro”

Este procedimiento consiste en que la mujer se somete a estimulación de los ovarios para el desarrollo de los folículos, para después extraer los óvulos y fecundarlos en el laboratorio con el semen de su compañero. Luego se toman los óvulos así fecundados, es decir, los embriones, y se transfieren a la cavidad uterina, buscando que se produzca la implantación que dará lugar al embarazo. La fecundación In vitro consta de las siguientes etapas:

Frenación hipofisaria

Consiste es inhibir los estímulos endógenos (internos) que puedan provocar una ovulación extemporánea que impida completar el ciclo. Para ello se utiliza un fármaco.

Estimulación ovárica

En un ciclo natural, es decir, no estimulado, lo normal es que sólo madure un óvulo. A través de la estimulación ovárica se aumenta número de posibilidades, ya que se induce el desarrollo de varios folículos con el objetivo de obtener también varios óvulos.

A los seis o siete días de iniciar la estimulación, se realiza un control mediante ecografía vaginal y se observa el crecimiento de los folículos. Este control se repetirá al menos dos veces hasta establecer el momento más propicio para obtener óvulos maduros, susceptibles de ser fecundados. La etapa de estimulación dura entre 8 y 14 días, dependiendo de la respuesta de cada paciente.

Disparo de la ovulación

Se provoca la ovulación mediante una inyección, tan pronto como los niveles hormonales y las ecografías dicen que ha llegado el momento apropiado (desarrollo folicular completo). Al cabo de unas horas se extraen los óvulos de los folículos para el tratamiento.

Aspiración folicular

La aspiración folicular se efectúa en quirófano con la ayuda de la ecografía vaginal, mediante punción del fondo vaginal con una aguja fina y llegando hasta los folículos que se han desarrollado en el ovario para extraer el líquido folicular y con él los ovocitos que contienen. Una vez terminado el proceso, la paciente permanecerá en el centro bajo observación durante unas cuatro o cinco horas, siempre y cuando no sea necesario un seguimiento más exhaustivo.



  • sistema nervioso de la mujer

  • ESQUEMA del sistema nervioso
  • fibroadenoma
  • ESQUEMA nervioso central FEMENINO
  • sistema nervioso central y periferico

  • novedades android
Comparte esta nota:
Notas Relacionadas:

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
1 Comentario en Infertilidad Femenina
Deja tu comentario
Tu Comentario