El Modelo Atómico de Bohr





Para superar la anterior objeción, el físico danés Bohr recurrió a la denominada teoría de los cuantos, formulada por el alemán M. Planck (1858-1947).

 

Según la concepción de Bohr, los electrones sólo pueden circular alrededor del núcleo atómico en ciertas órbitas circulares, seleccionadas de acuerdo con unas leyes expresables matemáticamente. Los radios de tales órbitas se hallan relacionados entre sí mediante la fórmula:

 

f_{n}=n^{2}r_{1}

 

donde r_{1} = radio de la órbita número 1 y r_{n}= radio de la órbita número n, contadas las órbitas a partir del núcleo (al número n se le denomina primer número cuántico). Así las órbitas se designan por los números naturales n = 1, 2, 3, 4 , 5, … y también respectivamente por las letras K, L, M, N, O . En cada órbita, el electrón posee una energía constante cuyo valor es

 

E_{n}=\dfrac{-E_{1}}{n^{2}}

 

(donde E_{1} = energía de un electrón que circula por la órbita 1; E_{n} = energía de un electrón que circula por la órbita n), cumpliéndose que mientras el electrón se halla en una órbita no emite energía. La emisión de energía tiene lugar únicamente cuando el electrón salta de una órbita de mayor nivel energético a otra de menor nivel, es decir, de una órbita más alejada del núcleo a otra más cercana a éste. El valor de la energía radiante emitida es igual a hv donde h = 6,624 \cdot 10^{-27} ergios segundo es la constante de Planck y v es la frecuencia de la radiación electromagnética.

 

La hipótesis de Bohr fue rápidamente aceptada, pero pronto requirió ciertas modificaciones para explicar las nuevas observaciones. La más importante fue la de Sommerfeld, que a fin de permitir la introducción de un nuevo concepto, el desdoblamiento de cada nivel de energía en subniveles, introdujo la elipticidad de las órbitas.

 

concepto de orbital

 

carácter intuitivo, pero no explica suficientemente los fenómenos observados. Por ello ha debido abandonarse por otro modelo, mucho más difícil de comprender, que se basa en el concepto matemático de probabilidad. Dicho modelo afirma que no se puede fijar con exactitud en qué punto se encuentra un electrón; no obstante, sí se puede prever en qué región del espacio el electrón se hallará muy probablemente, en un instante determinado. A esta región se la denomina orbital.

 

Existen varias clases de orbitales con formas específicas:

 

orbitales s: forma esférica;
orbitales p : formados por dos lóbulos simétricos con respecto al núcleo;
orbitales d: formados por cuatro lóbulos situados en direcciones perpendiculares entre sí, de modo que el núcleo se halla en la intersección de dichas direcciones, o bien formados por dos lóbulos y un anillo que rodea al núcleo.

 

En resumen, el electrón no circula por una órbita, sino que se mueve alrededor del núcleo en una regióndel espacio denominada orbital, produciendo una nube electrónica negativa.

 

Por ejemplo, en el caso del átomo de hidrogeno la nube electrónica es esférica, formando un solo orbital (s) cuya densidad electrónica va disminuyendo a medida que aumenta la distancia al núcleo.

 

El físico danés Niels Bohr, premio Nobel de física en 1922.

bohr



  • modelo atomico de bohr

  • modelo orbital
  • el atomo de bohr
  • lóbulos simetricos alejados del núcleo
  • Modelo de micos bohr
  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario