CELOMA





Segunda Parte

EL CELOMA Y EL MEDIO AMBIENTE

La cavidad general (celoma) secundaria de estos metazoos aparece muy desarrollada cuando es típica, estando en este caso dividida en dos partes -una derecha y otra izquierda- por un tabique medio-dorsiventral denominado mesenterio, de naturaleza mesodérmica y mesenquimática.  Su interior esta ocupado por un liquido rico en substancias orgánicas y células ameboides: el liquido plasmático, que constituye el medio interno fundamental por excelencia de los celomados, equivalente más o menos a la linfa de los vertebrados. La misión de este liquido es de carácter nutricional, aunque luego secundariamente pueda adquirir otras funciones, entre ellas la circulatoria y la excretora. ejemplo celoma

Click en la imagen para ver en tamaño real.

Por esta razón, se denomina también al celoma trofocele, cuando cumple su misión primaria, y recibe los nombres de nefrocele, si actúa como excretor, y de gonocele, si su función es alojar los elementos reproductores. El celoma comunica con el exterior por unos orificios denominados poros celomáticos, los cuales evolucionan ordinariamente en conductos que, según su función, se denominan nefroductos, gonoductos o simplemente celomiductos. Estos elementos constituyen la base de los órganos y aparatos excretor y genital, que en muchos casos pueden alcanzar gran complejidad anatómica. El celoma puede sufrir modificaciones secundarias muy importantes, que afectan la organización general. Puede, en unos casos, por efecto de la segmentación del cuerpo -como ocurre en los anélidos-, metamerizarse, es decir, dividirse en cámaras o lóculos por la aparición de tabiques transversales o septos mesodérmicos, en el nivel del limite de los metámeros o segmentos.

La metamerización puede ser homónoma o heterónoma; en el primer caso, todos los metámeros están igualmente desarrollados y son entre si equivalentes (por ejemplo, en una lombriz de tierra); y en el segundo, presentan distinto desarrollo y conformación, dando lugar a la aparición de regiones distintas en el cuerpo (como sucede en los insectos). Otras veces, el celoma se reduce o se atrofia, llegando en algunos casos a desaparecer anatómicamente. Cuando esto acontece, pueden ocurrir dos cosas: que el celoma sea sustituido por otro tipo de cavidades, o que no exista cavidad general. En el primer caso aparecen pseudocelomas, que son cavidades esquizocélicas originadas a modo de lagunas en el seno de los tejidos mesenquimáticos y desempeñan una función análoga a la de aquél. Estos metazoos son denominados pseudocelomados por algunos autores, pero en verdad son celomados auténticos, como todos los demás.

En muchos casos coexisten incluso las cavidades celomáticas reducidas con las esquizocélicas, que en parte las suplen; por ejemplo en las sanguijuelas. cavidades delomaticas sanguijuelaCuando la atrofia del celoma no es suplida por la aparición de ninguna otra cavidad, suele aplicárseles el nombre de acelomados a los metazoos que presentan este estado de organización. Tal es el caso de los platelmintos y los nemertinos. Su cuerpo se presenta entonces como un conjunto relleno de elementos mesenquimáticos y viscerales. En el seno del mesénquima se origina el sistema circulatorio primario, en forma de conductos y lagunas que contienen el liquido hemático. Este sistema es primitivamente independiente del celoma y así aparece en los celomados de organización arcaica (como los anélidos y equinodermos) y, en este caso, se halla disperso en el seno del liquido el pigmento hemático respiratorio (hemoglobina, clorocruorina, etcétera.).

Secundariamente, el sistema hemático se pone en relación con las cavidades celomáticas o más frecuentemente, con su contenido plasmático, originándose el liquido circulatorio clásico, la sangre, a la vez nutricio y respiratorio. En este caso el pigmento se haya incluido dentro de células hemáticas (hematíes) que coexisten con las plasmáticas (leucocitos o plasmacitos). Los celomados de organización superior, como los artrópodos, moluscos y vertebrados, presentan este tipo de sistema circulatorio. En unos, es abierto (artrópodos y moluscos); esto es, los vasos comunican con amplias lagunas que forman cavidades generales secundarias y que, en dichas circunstancias, se denominan hemoceles. En los vertebrados, es cerrado. Por las razones anteriormente expuestas, el aparato circulatorio esta siempre en intima relación con los órganos respiratorios, cualesquiera que sean (branquias, tráqueas, pulmones o el propio tegumento). En los vertebrados y en algunos grupos de invertebrados está, además, en relación inmediata con los órganos excretores.



  • aparicion y desarrollo del celoma
  • aparicion del celoma
  • sanguijuela partes
  • funcion del celoma
  • celoma

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario